Senado Actualidad


Siete casos con reparos llevó el Comité de Auditoría Parlamentaria hasta la Comisión de Ética de la Cámara Alta. Ninguno de ellos fue motivo de sanciones.

Ninguno de los reparos efectuados por los auditores del Congreso en 2017 fueron aceptados por el Senado.

Según información obtenida vía Transparencia, los fiscalizadores realizaron siete reparos y observaciones relativos a asignaciones de senadores ante la Comisión de Ética de la Cámara Alta, instancia que tiene la última palabra en la materia.

PUBLICIDADinRead invented by Teads

Los casos apuntan en su mayoría al ejercicio de asesores externos que prestan servicios tanto a los comités de las distintas bancadas como a los propios senadores.

A juicio de los auditores, las situaciones que merecieron ser observadas dicen relación con remuneraciones no reflejadas en las horas de trabajo rendidas por asesores; duplicidad de informes entregados que incluyen contenidos extraídos de información pública en web; y labores que no están vinculadas a sus contratos de trabajo (ver casos en recuadros).

En ese sentido, según la normativa interna del Congreso el Comité de Auditoría posee facultad solamente para denunciar estos casos ante las comisiones de ética de cada Cámara. Y en algunas situaciones, cuando solicita a los parlamentarios o comités explicaciones sobre los hechos -instancia anterior a la formulación de reparos ante las comisiones de ética-, los auditores generan que los propios parlamentarios devuelvan dinero o cesen la práctica objetada.

Las comisiones de ética de cada cámara están integradas por parlamentarios elegidos por sus pares. Son estas comisiones las que sancionan, y según la norma solo existen dos tipos correctivos: una amonestación verbal al parlamentario si es que el reparo no es grave, o una censura pública cuando el caso sí lo es.

Al respecto, el director ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht, señala que a su juicio el rol de la comisión es insuficiente y que debiera independizarse.

“La Comisión de Ética ha demostrado, cuando analizamos sus resoluciones, que el control interno o autocontrol es absolutamente insuficiente. Mientras los auditores están afinando su trabajo y haciendo una labor exhaustiva, las comisiones de ética en la inmensa mayoría de los casos desestiman sus hallazgos. Esto es algo que debe ser revisado, avanzando hacia un control independiente de los actos del Congreso”, dice el abogado.

La comisión del Senado que rechazó los reparos formulados por los auditores en 2017 estuvo compuesta por Hernán Larraín, Alfonso de Urresti, Alejandro Guillier, José García e Ignacio Walker. Y en varias ocasiones algunos de sus integrantes se debieron inhabilitar, en virtud de que sus comités o sus asesores eran motivos de reparos.

Casos

A asesor se le pagaron $6 millones en exceso/Comité de la Democracia Cristiana

El Comité de Auditoría Parlamentaria detectó que al asesor externo de la DC Hugo Ilabaca se le había pagado en exceso un total de $6.742.543.

En el marco de la auditoría realizada por los fiscalizadores a estas asignaciones respecto del período comprendido entre octubre de 2016 y marzo de 2017, se advirtió que el contrato del asesor planteaba que su remuneración se hacía en virtud de las horas trabajadas y en UF. “1 UF por cada hora de asesoría efectiva”, dice su contrato.

Sin embargo, según los respaldos recolectados por los auditores, las horas dedicadas por el asesor no concordaban con los pagos efectuados, pagándose la suma de más de $6 millones de más.

El jefe de bancada de la DC, Jorge Pizarro, señaló en los descargos enviados al Comité que “estamos conscientes que incurrimos en un error al celebrar un contrato de estas características, y es nuestra intención subsanar el error”.

Así, en septiembre de 2017 los senadores DC optaron por cambiar el contrato del asesor, y dejar el mismo monto que se había pagado mensualmente hasta ahora: $2,4 millones.

El Comité de Auditoría, señalando que esta modificación contractual “solo tiene efectos futuros”, acudió con su reparo a la Comisión de Ética, pero esta última instancia rechazó la objeción y señaló que no se advierte un “detrimento al patrimonio público que justifique el reparo”.

Asesor y su empresa con mismo informe/Comité UDI y senador Víctor Pérez

Los auditores detectaron en octubre de 2017 que dos empresas asesoras -una al Comité de la UDI y otra al senador Víctor Pérez- pertenecen a una misma persona. En efecto, Hernán Lama Benavides es representante legal de Lama y Asociados Limitada , que asesora al comité gremialista; y es también representante de Consultora Biobío Sur Ltda., que figura como asesor externo del senador Pérez.

Los reparos formulados por los fiscalizadores apuntaban no solo a advertir esta duplicidad de funciones, sino, además, a que en varias ocasiones ambas empresas presentaron un mismo informe como respaldo de sus asesorías; y que, incluso, uno de los informes que Lama Asociados entregó como respaldo de su labor como asesor legislativo, consistía en listados de candidatos y autoridades electas en las elecciones municipales de 2016, información pública procedente del portal del Servel. Del mismo modo, el Comité observó que varios de los respaldos de esta misma empresa eran información periodística de prensa.

El reparo tampoco fue aceptado por la Comisión de Ética del Senado. Incluso, en su resolución la Comisión de Ética explicó que sobre la duplicidad de roles de ambas empresas -donde los auditores recomendaron optimizar la eficiencia de los recursos públicos-, la observación trata un área que “no compete” a los fiscalizadores sino al Consejo de Asignaciones.

Asesores externos, personal y  flores/Comités de la DC, UDI y RN

En algunos casos, los auditores repararon asuntos vinculados a definiciones contractuales sobre las labores de asesorías externas.

Más allá de que los casos configuren una irregularidad, a juicio de los fiscalizadores varios asesores de ese tipo cumplían labores de personal de apoyo, contraviniendo lo que sus contratos estipulan.

Así fue el caso de asesores de Manuel José Ossandón (RN), Ena von Baer (UDI) y Jacqueline van Rysselberghe (UDI). Cuatro asesores fueron reparados y observados en virtud de que la asesoría externa tiene como definición realizar “la elaboración de estudios, investigaciones, informes y asesorías sobre materias y asuntos científicos, técnicos y económicos”, todo para labor legislativa, siendo que estos asesores, según sus respaldos, prestaron servicios principalmente para actividades políticas, protocolares, sociales y comunicacionales.

Estos reparos también fueron desestimados por la Comisión de Ética: para el caso de Van Rysselberghe, por ejemplo, en virtud de respaldos del asesor que por un error no fueron enviados al comité en forma oportuna.

Los casos dieron pie para que hoy el Consejo de Asignaciones que lidera Andrés Zaldívar esté redefiniendo la labor de asesores externos, y se espera que su campo de acción se amplíe.

Un último reparo desechado fue el relativo a la compra de flores para un funeral por parte del senador José García (RN)

Fuente: http://www.latercera.com/politica/noticia/senado-desecho-todas-las-denuncias-formuladas-auditores-2017/142074/

Estamos preparando la información de esta sección

Carlos Bianchi Chelec

Pagina Web
Equipo Parlamentario 
Acciones parlamentarias
Gestiones Territoriales
Acciones Territoriales
Redes Sociales

Carolina Goic

Pagina Web
Equipo Parlamentario 
Acciones parlamentarias
Gestiones Territoriales
Acciones Territoriales

Redes Sociales

Creado por Marcela Baratelli Cavalli